Al que te hiera en la mejilla, preséntale también la otra

Dar la otra mejilla es saber perdonar, es saber dar otro voto de confianza a quien te defraudo, es saber pagar bien por mal.

Hoy queremos hablar sobre amar a los enemigos, ¿Qué enemigos serán estos? Se está hablando de las personas cercanas a ti como:

  1. Hermanos
  2. Parejas y Ex Parejas
  3. Pastores
  4. Siervos de una misma congregación
  5. Jefes y subalternos

Cuantos casos no se dan que familiares no se llevan y se consideran enemigos por distintas razones como:

  • herencia conflictivas
  • Egoísmo
  • Mal agradecimiento
  • Peleas de adultos por juego de niños
  • Irresponsabilidad

Parejas que se amaban y se llamaban ser mejores amigos ahora se odian ¿Por qué?:

  • Celos
  • Falta de comprensión
  • Noviazgo de interés
  • Terceras personas
  • Padres que se oponen a la relación

Vemos que existen muchas razones para que los sentimientos se vuelvan reversos antes personas cercanas, ¿que cuesta más perdonar a alguien que se le tiene afecto y te defrauda o perdonar aun desconocido?

Empecemos

 Mateo 5:38-41

38 Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente.
39 Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra;
40 y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa;
41 y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos.

Muchos hermanos odian a sus hermanos de sangre, muchos trabajadores odian a sus Jefes y existen hermanos en Cristo Jesús que no toleran a sus hermanos y pastores. Existe un común denominador que es el origen de todos estos casos, se llama: Razón ¿y quien cuando cree tener la razón no pelea o convierte a alguien en juez contándole lo que ocurre para que le favorezca moralmente?

Precisamente en estos casos críticos es donde debemos poner en frente la palabra de Dios para cuidar nuestros corazones y de esa manera estar dentro de la posibilidad de ayudar al hermano que tiene una viga y no puede ver sus errores.

Lucas 11:
17 Mas él, conociendo los pensamientos de ellos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado; y una casa dividida contra sí misma, cae.

Tarde o temprano si siembras odio vas a cosechar, tarde o temprano si odiamos y nos dividimos es decir no nos ayudamos los unos a los otros vamos a caer, dar la otra mejilla y ser obedientes a Dios primeramente te va bendecir a ti y después tú vas hacer de bendición para otros, para tu familia, para tu novia, para tus padres, para tu pastor.

Mateo 5:42-48

42 Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses.
43 Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo.
44 Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen;
45 para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos.
46 Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos?
47 Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles?
48 Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.

No veamos las circunstancias, las pruebas, nuestro diario vivir con los ojos naturales, estemos atentos a la voz de Dios para no afanarnos a estas cosas materiales que no son seguras y al final no pueden llenarnos y mucho menos salvarnos pero si nos pueden ayudar a perdernos.

39 Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra.
40 Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude.
41 Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas.
42 Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *