Detectando y Destruyendo Los Planes de Satanás – video

En Juan 10:10 recalca a que vino hacer Satanás y también que vino hacer Jesús.

Juan 10:10
El ladrón no viene sino para hurtar, y matar, y destruir las ovejas; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

El enemigo es el ladrón que hurta el propósito que Dios quiere cumplir en ti, en este caso la obediencia a la palabra,  para que el cumplimiento de la misma no se haga manifestó en tu vida y desmalles.

El Espíritu es la fuente que mantendrá tu fe viva para que las promesas las puedas alcanzar tú y tu casa.

Mateo 16:21-24
21 Desde entonces Jesucristo comenzó a declarar a sus discípulos que debía ir a Jerusalén y sufrir muchas cosas de parte de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas, y ser muerto, y resucitar al tercer día. 22 Y tomándole aparte, Pedro comenzó a reprenderle, diciendo: ¡No lo permita Dios, Señor! Eso nunca te acontecerá. 23 Pero volviéndose El, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás! Me eres piedra de tropiezo; porque no estás pensando en las cosas de Dios, sino en las de los hombres. 24 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. Mateo 16:21-24

Pedro mostraba la apariencia de fortaleza en las cosas espirituales (voluntad de Dios) pero en este pasaje nos damos cuenta lo vulnerable que era este discípulo pues no entendía el cumplimiento de las escrituras a través de Jesús y empezó a ser tropiezo para su Maestro, hermano de la fe, pero Satanás tuvo oportunidad de influir en el mostrando lastima hacia Jesús y compasión por el con el fin de que Jesús no diera su vida por el mundo.

 Lucas 22:34
31 Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo;
32 pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos.
33 El le dijo: Señor, dispuesto estoy a ir contigo no sólo a la cárcel, sino también a la muerte.
34 Y él le dijo: Pedro, te digo que el gallo no cantará hoy antes que tú niegues tres veces que me conoces. Lucas 22:34

Satanás quería irrumpir en los planes de Dios a través de su discípulo Pedro, que  había pedido para zarandear como a trigo, estaba intentando Satanás contaminar la masa, mostrándole que lo amaba tanto que sufriría junto con el por el cumplimiento de la palabra, al acostó de su propia vida, vemos como Satanás a través de Pedro intenta sembrar una cizaña en contra de Jesús, pero El estando en el Espíritu discierne su mala intención y es reprendido.

Juan 18:4:11

Pero Jesús, sabiendo todas las cosas que le habían de sobrevenir, se adelantó y les dijo: ¿A quién buscáis?
Le respondieron: A Jesús nazareno. Jesús les dijo: Yo soy. Y estaba también con ellos Judas, el que le entregaba.
Cuando les dijo: Yo soy, retrocedieron, y cayeron a tierra.
Volvió, pues, a preguntarles: ¿A quién buscáis? Y ellos dijeron: A Jesús nazareno.
Respondió Jesús: Os he dicho que yo soy; pues si me buscáis a mí, dejad ir a éstos;
para que se cumpliese aquello que había dicho: De los que me diste, no perdí ninguno.
10 Entonces Simón Pedro, que tenía una espada, la desenvainó, e hirió al siervo del sumo sacerdote, y le cortó la oreja derecha. Y el siervo se llamaba Malco.
11 Jesús entonces dijo a Pedro: Mete tu espada en la vaina; la copa que el Padre me ha dado, ¿no la he de beber?

Vemos la majestad y el poder de Jesús en acción, cuando lo venían arrestar y el pregunto a quién buscáis a los Soldados de los principales Sacerdotes y al decir Yo soy salió virtud de Él, derribándolos al suelo, se tuvo que repetir la escena para que la captura se cumpliera conforme a su palabra.

Mateo 16:15-17

15 El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?
16 Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.
17 Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.
18 Y yo también te digo, que tú eres Pedro,[a] y sobre esta roca[b]edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.
19 Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos.
20 Entonces mandó a sus discípulos que a nadie dijesen que él era Jesús el Cristo.

Podemos ver que el enemigo no quiere que la palabra tenga cumplimiento en nosotros, Pedro futura roca de la iglesia estaba siendo perseguido por Satanás ya que había un propósito grande en él, Jesús estaba como un fiel intercesor de su oveja evitando que los ataques mortíferos no alcanzaran a Pedro.

Lucas 22:50-51
50
 Y uno de ellos hirió á un siervo del príncipe de los sacerdotes, y le quitó la oreja derecha. 51 Entonces respondiendo Jesús, dijo: Dejad hasta aquí. Y tocando su oreja, le sanó. Lucas 22:50-51

 Mateo 26:52
Entonces Jesús le dijo: Vuelve tu espada a su sitio, porque todos los que tomen la espada, a espada perecerán.  Mateo 26:52

Pedro con el pensamiento entenebrecido quería ayudar a Jesús pero estaba empeorando las cosas quebrantando sus leyes para que ellas mismas lo condenaran, y una vez mas estaba atentando contra la voluntad de Dios queriendo impedir que Jesus bebería la copa.

Juan 18:25-27

25 Estaba, pues, Pedro en pie, calentándose. Y le dijeron: ¿No eres tú de sus discípulos? El negó, y dijo: No lo soy.
26 Uno de los siervos del sumo sacerdote, pariente de aquel a quien Pedro había cortado la oreja, le dijo: ¿No te vi yo en el huerto con él?
27 Negó Pedro otra vez; y en seguida cantó el gallo. Juan 18:25-27

La persecución fue tan extrema que llevo a Pedro a negar su fe, negó que camino con El, negó ser testigo de las señales, los milagros y prodigios que hacia su Maestro y renuncio a sus promesas, pero el infinito amor de Jesús y su inquebrantable posición en el Espíritu lo ayudo a cumplir el trabajo que le fue dado por su Padre y no desechar a su amado discípulo.

Podemos ver claramente como Satanás va utilizar personas cercanas a ti para serte de piedra de tropiezo, los ataques del enemigo cuando llegan alcanzar, manipular aun siervo no solo quiere destruirlo a el, el plan es atentar directamente contra la voluntad de Dios, por eso tenemos que estar atentos y dar frutos del Espíritu para ganar a nuestro hermano como lo hizo Cristo Jesús con Pedro.

Todo lo que hizo Satanás a través de Pedro fue atentar directamente contra la voluntad de Dios intentando airar a Jesús con promesas y acciones falsas, pero Jesús se sabía el manual de vida y siempre acciono con amor y la palabra de Dios, obteniendo una victoria unánime.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *