Sin acepción, más personas entraran al conocimiento de Jesús.

2 Reyes 5
 Naamán, general del ejército del rey de Siria, era varón grande delante de su señor, y lo tenía en alta estima, porque por medio de él había dado Jehová salvación a Siria. Era este hombre valeroso en extremo, pero leproso.

Y de Siria habían salido bandas armadas, y habían llevado cautiva de la tierra de Israel a una muchacha, la cual servía a la mujer de Naamán.

Esta dijo a su señora: Si rogase mi señor al profeta que está en Samaria, él lo sanaría de su lepra.

Existen personas que no glorifican a Dios por lo que Él les da, pero eso no quiere decir que lo que tienen no se lo dio Jehová. Muchas veces cuando tenemos una mente lejana a Dios pensamos que lo que tenemos es por nuestro esfuerzo, la diferencia entre unos y otros es que tenemos un concepto diferente, por ejemplo: Dios hace llover sobre justos e injustos. ¿Y qué es justicia? alguien que tiene a Dios presente, da gracias al Señor por lo que tiene glorificando su nombre, da gracias por los alimentos recalcando que sabe muy bien de qué manos vienen.

Mateo 5:44-48

44 Pero yo les digo: Amen a sus enemigos y oren por quienes los persiguen, 45 para que sean hijos de su Padre que está en el cielo. Él hace que salga el sol sobre malos y buenos, y que llueva sobre justos e injustos. 46 Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa recibirán? ¿Acaso no hacen eso hasta los recaudadores de impuestos? 47 Y, si saludan a sus hermanos solamente, ¿qué de más hacen ustedes? ¿Acaso no hacen esto hasta los gentiles? 48 Por tanto, sean perfectos, así como su Padre celestial es perfecto. Mateo 5:44-48

Dios no hace acepción de personas, y su corazón  y pensamientos son perfectos tanto así que puede amarnos a todos por igual, cuando digo a todos hablo de justos e injustos, convertidos y aun no convertidos.

Somos nosotros los cristianos los que muchas veces hacemos acepción de personas demostrando que el favor de Dios, que es un don que recibimos por gracia, no lo damos por gracia, ¿acaso no hacen lo mismo los gentiles y los recaudadores de impuesto? Cuando actuamos o pensamos de manera egoísta sencillamente estamos pensando muy diferente a nuestro Dios. En ese momento que pensamos diferente a Dios estamos actuando como los gentiles y los recaudadores de impuesto, no tenemos recompensa y estamos lejos de ser un espejo del Señor.

Mateo 6:26-33

26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, no siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre Celestial las alimenta, ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

27 ¿ Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?

28 Y por vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, ´como crecen: no trabajan ni hilan;

29 pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos.

30 y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?

31 No os afanéis, pues, ¿diciendo: Qué comeremos, o qué beberemos, o que vestiremos?

32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre Celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.

Muchas personas la única razón por la cual no le dan el favor a Jehová de las cosas buenas que le pasan en su vida, es porque simplemente desconocen de la bondad y la misericordia de nuestro Jesús.

Si la hierba que es hoy y mañana se echa en el horno Dios las viste así, haría mucho más por nosotros.

2 Reyes 5

Y vino Naamán con sus caballos y con su carro, y se paró a las puertas de la casa de Eliseo.

10 Entonces Eliseo le envió un mensajero, diciendo: Ve y lávate siete veces en el Jordán, y tu carne se te restaurará, y serás limpio.

11 Y Naamán se fue enojado, diciendo: He aquí yo decía para mí: Saldrá él luego, y estando en pie invocará el nombre de Jehová su Dios, y alzará su mano y tocará el lugar, y sanará la lepra.

 

Podemos ver aun Naamán que no conoce nada de Jehová teniendo pensamientos de la forma que Jehová debe obrar, y precisamente eso es lo que nos impide muchas veces llegar al conocimiento pleno del Señor, pensar que lo sabemos todo.

13 Mas sus criados se le acercaron y le hablaron diciendo: Padre mío, si el profeta te mandara alguna gran cosa, ¿no la harías? ¿Cuánto más, diciéndote: Lávate, y serás limpio?

14 El entonces descendió, y se zambulló siete veces en el Jordán, conforme a la palabra del varón de Dios; y su carne se volvió como la carne de un niño, y quedó limpio.

15 Y volvió al varón de Dios, él y toda su compañía, y se puso delante de él, y dijo: He aquí ahora conozco que no hay Dios en toda la tierra, sino en Israel. Te ruego que recibas algún presente de tu siervo.

Cuando hacemos acepción de personas impedimos que muchos entren en el mover de Jesús y lleguen al entendimiento correcto, Naamán al recibir su sanidad se le renovó la mente y declaro que solo había un Dios y era el de Israel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *