La fe + el entendimiento exacto te lleva a la acción correcta

Canal de Predicas Cristianas

Hoy hablaremos de la fe en dos puntos.  1: escuchar la palabra de Dios 2: entenderla correctamente, con estos dos puntos vamos accionar correctamente, Dios cubre toda la tierra, para desarrollar fe no tienes que saberte toda la biblia, más lo poco que conoces entenderlo de la manera correcta y ejecutar tus acciones en a la palabra guardada en tu corazón, Dios no hace acepción de personas la fe es para todos tanto para el que pasa todo los días en la iglesia como el que pocas veces escucha la palabra.

Romanos 10:17

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

Daremos algunos ejemplos bíblicos:

5 Y entrando Jesús en Capernaum, vino á él un centurión, rogándole,6 Y diciendo: Señor, mi mozo yace en casa paralítico, gravemente atormentado.
7 Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré.
8 Y respondió el centurión, y dijo: Señor, no soy digno de que entres debajo de mi techado; mas solamente di la palabra, y mi mozo sanará.
9 Porque también yo soy hombre bajo de potestad, y tengo bajo de mí soldados: y digo á éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y á mi siervo: Haz esto, y lo hace.
10 Y oyendo Jesús, se maravilló, y dijo á los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado fe tanta.

No registra la biblia que el centurión fuese un religioso de la época, 1: más el entendió primeramente que Jesús era el Hijo de Dios, Rey de reyes y Señor de señores, 2: el también entendía sobre niveles de potestades, porque él era hombre de potestad, como entendía su entendimiento lo llevo a la acción correcta, pero lo principal obviamente es el escuchar la palabra de Dios que es lo que produce fe, Jesús fortalecía la fe de muchos con las señales, podemos ver que la resurrección de Lázaro era con este fin.

14 Entonces Jesús les dijo claramente: Lázaro ha muerto;
15 y me alegro por vosotros, de no haber estado allí, para que creáis; mas vamos a él.
41 Entonces quitaron la piedra de donde había sido puesto el muerto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por haberme oído.
42 Yo sabía que siempre me oyes; pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que tú me has enviado.
43 Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: !!Lázaro, ven fuera!

Algunos no creían que Jesús era el Hijo de Dios, sabían que le había dado vista aun siego entre otras cosas, Yo sabía que siempre me oyes; pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que tú me has enviado

 

Parábola del fariseo y el publicano

A unos que confiaban en sí mismos como justos, y menospreciaban a los otros, dijo también esta parábola:
10 Dos hombres subieron al templo a orar: uno era fariseo, y el otro publicano.
11 El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano;
12 ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano.
13 Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador.
14 Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido.

Podemos ver que el Fariseo conocía la palabra, ayunaba, daba diezmo, no era injusto ni adultero pero pensaba que por eso era mejor que otras personas que no practicaban los mismos ejercicios que él, no entendía.

1 Juan 4:7
Amados, amémonos unos a otros, porque el amor es de Dios, y todo el que ama es nacido de Dios y conoce a Dios.

Job 33:6
A los ojos de Dios, tú y yo somos iguales; estamos hechos de barro.

 

Mateo 15:22-28
22 Y he aquí una mujer Cananea, que había salido de aquellos términos, clamaba, diciéndole: Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí; mi hija es malamente atormentada del demonio.
23 Mas él no le respondió palabra. Entonces llegándose sus discípulos, le rogaron, diciendo: Despáchala, pues da voces tras nosotros.
24 Y él respondiendo, dijo: No soy enviado sino á las ovejas perdidas de la casa de Israel.
25Entonces ella vino, y le adoró, diciendo: Señor socórreme.
26 Y respondiendo él, dijo: No es bien tomar el pan de los hijos, y echarlo á los perrillos.
27 Y ella dijo: Sí, Señor; mas los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus señores.
28 Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; sea hecho contigo como quieres. Y fué sana su hija desde aquella hora.

Levítico 19:10
Y no rebuscarás tu viña, ni recogerás los granos caídos de tu viña; para el pobre y para el extranjero los dejarás: Yo Jehová vuestro Dios.

 

38 Había también sobre él un título escrito con letras griegas, latinas y hebreas: ESTE ES EL REY DE LOS JUDÍOS.
41 Nosotros, a la verdad, justamente padecemos, porque recibimos lo que merecieron nuestros hechos; mas éste ningún mal hizo.
42 Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino.

Jesús se manifestó con poder y con palabra de Dios, ese poder y esa palabra llego tan lejos pues todos hablaban de Jesús, así que estos malhechores sabían de Él, Jesús resucito a 3 muertos, el malhechor sabía que Jesús era el hijo de Dios y entendió que no era momento para pedir que lo revivieran o lo bajaran de la cruz, el acepto el resultado de sus hechos y esa aceptación lo llevo a declarar lo correcto, Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino.

Mateo 06:16-18
Jesús y el ayuno

16 Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.
17 Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro,
18 para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

Esto habla por sí mismo.
La gloria y honra sean para Dios.

Oseas 4:6

Mi pueblo fue destruido porque le faltó conocimiento. Porque tú desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.

Un comentario sobre “La fe + el entendimiento exacto te lleva a la acción correcta

  • el 7 enero, 2017 a las 8:51 am
    Permalink

    Me impactan los pasajes bíblicos que muestran que a veces los que demuestran mayor fe y reciben grandes recompenzas no son los que aparentemente tienen un mayor conocimiento de Dios. Estoy de acuerdo en que la fe es para todos, puesto que la gracia de Dios es para todos, pero aun así, muchos no abrazarán esta fe en Cristo Jesús que es la única que nos brinda salvación. También me gustó eso de que la interpretación correcta de la palabra de Dios unida a nuestra fe es lo que nos lleva a actuar de forma correcta ante Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *