La falta de perdón es el producto de la cautividad

La falta de perdón es el producto de la cautividad y esa es la razón por la cual rechazamos la idea de perdonar, porque el que se siente todavía cautivo es porque un poder o una fuerza mayor te domina y cuando ella te domina te aprisiona eso se llama esclavitud.

Todo lo que hacemos con respecto a esa cautividad siempre que hagamos algo mientras estamos atados aunque no nos guste vamos actuar de una manera contraria o diferente a lo que somos, a lo que deseamos y como algo nos obliga actuar de x manera no lo hacemos con gozo.

No siempre el que te hizo daño te va pedir perdón, cuando estamos cautivo producto de un daño y muchas veces tenemos la razón, muchas veces no somos nosotros lo que buscamos la forma de que alguien nos pueda hacer daño, a veces alguien que ya está cautivo viene para sembrar la cautividad en tu vida ¿Cómo? Haciéndote daño, un cautivo recluta a otro a la cautividad.

Siempre que no podamos vengarnos de él o de ella a veces decimos me la desquito con cualquiera, es un espíritu que cuando te aprisiona te convierte en un instrumento de llevar a otro ser humano a la esclavitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *